sábado, 21 de febrero de 2015

Amigo Sillón Verde.






Amigo Sillón Verde, hoy nos hemos vuelto a ver después de mucho tiempo...

Aún recuerdo cuando llegaste a nuestra casa, perdida en un angosto valle en el que se ubicaba la pequeña aldea en la que trabajaba; hace ya treinta y cinco años de eso, ¡cómo pasa el tiempo!...

Y me acompañaste, fielmente, en mis tardes y noches de lectura, estudio y trabajo, y me acogiste, cariñosamente, entre tus rígidos brazos... Jugaste con nuestras niñas chicas porque eras divertido (¡giratorio y con ruedas!)...

Fueron pasando los meses, los años y tú me seguías de un sitio a otro, acomodado en camiones de mudanzas...

Sucedió un día que mi hija pequeña se fijó en tí; le gustaste y te adoptó, y fuiste para ella igual que para mí: el soporte de sus trabajos, lecturas y sueños... Te rompiste; del uso, y te llevó con ella a otro lugar, lejos, y te perdí de vista, durante mucho tiempo ya no tuve noticias de tí... Y hoy nos hemos vuelto a encontrar; me he emocionado, te he observado en tu nuevo trabajo, que cumples a la perfección, sin darte importancia, con humildad pero insustituible...

Se me llenaron los ojos de lágrimas, amigo, cuando te vi, de nuevo y en el escenario de un teatro, volviendo a sostener el trabajo de tu chica; no podría haber imaginado un mejor destino para tus días de senectud, formando parte del atrezzo de una compañía dramática... Espero que lo disfrutes durante mucho tiempo... Adiós amigo, nos veremos en las tablas...




miércoles, 29 de octubre de 2014

Día Nacional de los Gatos en los EE.UU.



National Cat Day 2014




Merece la pena visitar este enlace



Ojalá también importemos este día desde los Estados Unidos y no sólo festejos consumistas con el de Halloween...

Y aquí hay otro enlace:




De ahí he tomado las siguientes citas literarias dedicadas a nuestros queridos gatos:

A juicio de los gatos, los hombres no somos más que muebles de sangre caliente (Jacquelyn Mitchard)

Cuando juego con mi gata, ¿quién sabe si no me utiliza para pasar el rato más que yo a ella?”. (Michel de Montaigne)

Donde hay gatos, hay gatos… 
(Sebastián Reyna)

El gato es el único animal que ha conseguido domesticar al hombre.
(Marcel Mauss)

El gato no nos acaricia, se acaricia contra nosotros.


    El hombre es civilizado en la medida en que comprende a un gato.
    (George Bernard Shaw).

    Es una labor muy difícil ganar el afecto de un gato; será tu amigo si siente que eres digno de su amistad, pero no tu esclavo.
    (Teofilo Gautier).

    Las mujeres y los gatos hacen lo que les place; los hombres y los perros deberían relajarse y acostumbrarse a esa idea.

    Lo que más aprecia un gato en un ser humano no es la capacidad de aportarle alimentos, que consideran sobreentendida, sino el valor que posee como fuente de entrenamiento.
    (E. West).

    Los gatos saben por instinto la hora exacta a la que van a despertarse sus amos, y los despiertan diez minutos antes.
    (Jim Davis).

    Los gatos son misteriosos; pasa más por su mente de lo que nunca podríamos imaginarnos.
    (Sir Walter Scott).

    Mi gato nunca se ríe o se lamenta, siempre está razonando.
    (Miguel de Unamuno).

    No importa lo que hayas hecho mal, siempre trata de que parezca que lo ha hecho el perro (un gato).

    Para mantener una verdadera perspectiva de lo que valemos, todos deberíamos tener un perro que nos adore y un gato que nos ignore.
    (Derek Bruce).

    Prefiero los gatos a los perros, porque no hay gatos policía.
    (Jean Cocteau).

    Si se pudiera cruzar al hombre con el gato, resultaría una mejora para el hombre, pero se rebajaría al gato.
    (Mark Twain).

    Si un pez es encarnación del movimiento del agua, que le da su forma, un gato es diagrama y arquetipo del aire sutil.
    (D. Lessing).

    Toman al soñar la noble actitud de grandes esfinges alojadas al fondo de la soledades, que parecen adormecerse en un sueño sin fin.
    (Charles Baudelaire)

    Tú nunca me dejarás, ni nada podrá separarnos. Tú eres mi gato y yo soy tu humano. Ahora y siempre, en la plenitud de la paz.
    (Hillaire Belloc)

    Una casa sin un gato, un bien alimentado, bien cuidado, bien reverenciado gato, puede ser una casa perfecta, pero ¿cómo puede llegar a demostrarlo?.
    (Mark Twain).

    Yo soy un gato… yo soy honorable… yo tengo orgullo… yo tengo dignidad.
    (Paul Gallico).
        

jueves, 18 de septiembre de 2014

Adiós al Jardín de Amor.





Fueron mis pasos al Jardín de Amor y vi allí lo que jamás antes viera: 
en la hierba de mis juegos más tiernos, una capilla vestida de nieblas.

Y en la capilla, las puertas cerradas; sobre ellas escrita una condena. 
Me volví entonces al Jardín de Amor, al jardín de las dulces flores frescas.

Y vi que estaba sembrado de tumbas y lápidas donde hubo flores frescas, 
mientras clérigos en procesión sombría cercenaban mis gozos y quimeras.


El séptimo hijo.- Orson Scott Card




lunes, 1 de septiembre de 2014

Disgustos...





Cuando los otros nos obligan a disgustarnos con ellos –por su insolencia, su injusticia o su falta de consideración–, ejercen un poder sobre nosotros, proliferan y nos devoran el alma, porque el disgusto es como un veneno ardiente que socava todos los sentimientos moderados, nobles y armoniosos y nos roba el sueño (..…) porque mientras estamos sentados al borde de la cama con las sienes doloridas, el remoto causante permanece ileso de la fuerza destructora del disgusto de la que somos víctimas.




lunes, 18 de agosto de 2014

Gisella_ Profunda relajación felina; física y mental...







          Soy gato.
          Cuando más me parezco a lo que soy
          es mientras duermo.
          Este es un secreto nunca revelado:
          despiertos, los gatos no somos gatos;
          entonces vienen los ángeles de la guarda
          a moverse en la oscuridad entre los cuerpos
          de los gatos.
          En esos momentos yo no existo.

Gatos.
Darío Jaramillo Agudelo.
Pre-Textos. 2009


lunes, 9 de diciembre de 2013

Undécimo aniversario de la muerte del perro Canelo.



Hoy se cumple el undécimo aniversario de la muerte del fiel perro Canelo, en Cádiz, atropellado por un automóvil...

Este año mi conmemoración consiste en la publicación de un poema que, en su día, le dedicó Juan Pablo



               A CANELO 
               Juan Pablo
               
               Ayer te vi en tu rincón, Canelo 
               ¿No sabes que tu amo está en el Cielo? 
               
               Cada mañana cuando te levantas 
               alzas tu triste mirada a Residencia 
               y como tantos otros días aguantas... 
               ¡Qué bonito es tu amor! ¡Cuánta paciencia! 
               
               Seguramente yo podría contarte 
               que alguna vez a la persona amada 
               le dije "me cansé ya de esperarte" 
               ¡Eso sé que tú no lo harías por nada! 
               
               Ayer te vi en tu rincón, Canelo 
               ¿No sabes que tu amo está en el Cielo? 
               
               Te encuentro siempre triste y abatido 
               pero atento a donde tu mirada alcanza 
               porque aún no has perdido la esperanza 
               ni aceptas que tu amo se haya ido 
               
               Tú confías en "tu dios" de tal manera 
               que solamente por él sigues viviendo 
               esperando que algún día reapareciera 
               y le digas que su amigo sigues siendo 
               
               Ayer te vi en tu rincón, Canelo 
               ¿No sabes que tu amo está en el Cielo? 
               
               Si paso por su lado ni se inmuta; 
               si lo llamas, y acaricias nos demuestra 
               encontrando su mirada con la nuestra 
               que ha de permanecer inmóvil y sin ruta 
               
               Si los ojos son el espejo del alma 
               y el lugar para las almas es el Cielo 
               no dudo un solo momento que Canelo 
               se ha ganado de sobra, por su calma, 
               por su fidelidad y por su amor tan grande, 
               que el devenir, tras su muerte le mande 
               al Cielo de "su dios" para lamerle el alma.


Mi más sentido recuerdo y homenaje para todos aquellos animales que diariamente quedan lisiados o encuentran la muerte bajo las ruedas de nuestra veloz indiferencia... También a su memoria...

viernes, 6 de diciembre de 2013

Opiniones de Ramón Andrés.




Ramón Andrés (Pamplona, 27 de marzo de 1955) es escritor, ensayista, y estudioso de la música.


El silencio es una cuestión interior, un estado mental”. “El problema es que el silencio no es productivo, y cuestiona. Por eso no se fomenta. La sociedad laica no ha conseguido espacios de silencio, hacemos demasiado ruido. El silencio ha quedado relegado a lo religioso, a lo sacro. No debería ser así. Y eso es otra derrota de la sociedad civil”.


---oooOOOooo---


Basta de engaños. El mundo en el que vivimos me parece fruto de una enorme confusión, de un gran malentendido por parte de todos. Antes pensaba que estábamos en manos de locos, ahora estoy convencido de que nos gobierna gente muy vulgar. España no tiene solución. Es un país de brutalidad. Seguimos formando parte de una terrible pintura negra. Pensar lo contrario sería pueril. Tome por ejemplo el sistema educativo; está pensado para generar autómatas. Crecen sin rebeldía, pero con violencia. Nietzsche hablaba de la cría de hombres. Así ha acabado siendo, una enorme factoría de hacer hombres iguales”.


---oooOOOooo---


Lo que hoy se entiende por tal [el progreso], no es sino barbarie”. “El progreso es perfeccionar el pensamiento y el sentimiento ético. Producir cosas inútiles en el menor tiempo no es progresar. Se ha perdido la capacidad de pensar el pasado, y lo peor, de pensar el presente. Eso es gravísimo, porque estamos siempre en función del futuro. El presente es un desecho, una dimensión de segundo orden. Todo está en función del futuro, y el futuro es la muerte”.


Obras de Ramón Andrés en Editorial Acantilado.


viernes, 1 de noviembre de 2013

Lou Reed. Obituario...





La artista Laurie Anderson, viuda de Lou Reed, ha publicado este jueves 31 de octubre un obituario en un semanario estadounidense local, East Hampton Star:

A nuestros vecinos:
¡Qué otoño tan maravilloso! Todo reluciente y dorado y toda esa increíble luz suave. El agua nos rodea.
Durante los últimos años Lou y yo pasamos tiempo aquí, y aunque somos gente de ciudad este es nuestro hogar espiritual.
La semana pasada le prometí a Lou que lo sacaría del hospital y volveríamos a casa a Springs. ¡Y lo conseguimos!
Lou era un maestro de tai chi y pasó sus últimos días aquí feliz y deslumbrado por la belleza y el poder y dulzura de la naturaleza. Murió el domingo por la mañana mirando a los árboles y haciendo la famosa posición 21 del tai chi con tan solo sus manos de músico moviéndose en el aire.
Lou era un príncipe y un guerrero y sé que sus canciones sobre el dolor y la belleza en el mundo llenarán a muchas personas con la extraordinaria alegría de vivir que él tenía. Larga vida a la belleza que desciende y perdura y que se adentra en todos nosotros.
Laurie Anderson
Su amante esposa y eterna amiga 
Descanse en paz y amor...




lunes, 7 de octubre de 2013

Atardecer ....


Atardecer II - Segura Carmona


En los atardeceres, me gusta subir al estudio y desde su amplio ventanal maravillarme con los colores que va adoptando el cielo del oeste durante el crepúsculo.

Colores que son imposibles describir, glosar, difíciles de plasmar en un lienzo, en una fotografía; los miles de matices púrpuras, violetas y añiles van cambiando de segundo en segundo y cubriendo las zonas adyacentes de la atmósfera con un manto de terciopelo que va exhibiendo tonos de azul oscuro, relajantes, acogedores, espléndidos, infinitos.

El tiempo pasa imperceptible, cae la noche y los azules dan paso al negro, acolchado, estrellado.... Desde mi atalaya observo como las luces de las calles, de las casas, de los jardines se van haciendo protagonistas del escenario y van creando un ambiente de reflejos y claroscuros..... El aire se llena con los olores de la noche; aromas densos, evanescentes, traídos por flores nocturnas, evocadores de infancias, de amores y nostalgias, de lejanos lugares en los que jamás estuvimos.

Los sonidos se van apagando.... Y en el oeste aún se adivina una mínima y esperanzadora luminiscencia....

LuisFRey.

jueves, 3 de octubre de 2013

La alta literatura es gimnasia para el cerebro,,,




Javier Sampedro - 3.Octubre.2013


El trabajo que Science publica este jueves hace diana en el epicentro de la más profunda cuestión en la estética literaria. ¿Por qué El código Da Vinci de Dan Brown puntúa menos que El americano impasible de Graham Greene en ese concurso para ascender al parnaso? ¿En qué sentido es Arturo Pérez Reverte menos literario que Javier Marías? ¿Por qué discutieron Carlos Ruiz Zafón y Antonio Muñoz Molina? Pues bien, he aquí una respuesta: mirad al cerebro. Leer ficción literaria recluta las áreas cerebrales implicadas en la emoción social: las que distinguen una sonrisa sincera de una falsa, detectan si alguien se siente incómodo o evalúan las necesidades emocionales de familiares y amigos. La ficción popular (como las novelas de espías o de amor y lujo) no lo hace, y la estantería de no ficción tampoco lo consigue.
Las lecturas literarias también son únicas en que estimulan la teoría de la mente, la facultad de ponerse en la piel del otro. La razón, según publican en Science los científicos de la Nueva Escuela de Investigación Social en Nueva York, es que la alta literatura nos obliga a expandir nuestro conocimiento de las vidas de otros, y a percibir el mundo desde varios puntos de vista simultáneos.
Los resultados de los científicos de Nueva York ofrecen, seguramente por primera vez en la historia de la crítica literaria, un criterio objetivo para cuantificar “el valor de las artes y la literatura”, como dice su institución. La Nueva Escuela de Investigación Social se fundó en 1919 con el espíritu de promover la libertad académica, la tolerancia y la experimentación. Publicar una investigación en Science es seguramente una culminación de ese programa. Su trabajo muestra que “leer ficción literaria estimula un conjunto de capacidades y procesos de pensamiento fundamentales para las relaciones sociales complejas, y para las sociedades funcionales”.
El psicólogo Emanuele Castano y su estudiante de doctorado David Comer Kidd han consultado a críticos e historiadores de la literatura para dividir el espectro continuo y diverso de la expresión literaria en solo tres categorías: ficción literaria, ficción popular y no-ficción.
Los voluntarios —siempre los hay en las investigaciones de psicología experimental, y suelen ser estudiantes de psicología sedientos de créditos— leyeron textos de esos tres géneros y se sometieron a todo tipo de mediciones perpetradas por Kidd y Castano. Los psicólogos estaban interesados sobre todo en su teoría de la mente, la habilidad de adivinar los pensamientos de otros, sus intenciones y emociones más ocultas. Este ejercicio de adivinación es algo que todos practicamos continuamente, de un modo más o menos consciente, pero unas personas lo hacen mejor que otras.
Una de estas pruebas es leer la mente en los ojos. Los participantes miran a fotografías de actores en blanco y negro y tienen que adivinar la emoción que están expresando. ¿Fácil? Pues seguro que hay alguien que lo hace mejor que usted. Otra prueba se llama el test de Yoni, y trata de medir a la vez las habilidades de percepción cognitiva y emocional de los voluntarios. “Hemos usado diversas medidas de la teoría de la mente”, dicen Kidd y Castano, “para asegurarnos de que los efectos que vemos no son específicos de un tipo de medida, y acumular evidencias convergentes para nuestra hipótesis”.
En los cinco tipos de experimento, los psicólogos de Nueva York han comprobado que los voluntarios que fueron asignados (al azar) a leer los textos más literarios puntuaron más alto en las medidas de la teoría de la mente que los que leyeron ficción popular o ensayo. Estos dos últimos géneros, por cierto, puntuaron igual de mal en esas pruebas.
“A diferencia de la ficción popular”, concluyen los autores, “la ficción literaria requiere una implicación intelectual y un pensamiento creativo de sus lectores”. Así que ya lo saben: lean bien, queridos lectores.

Artículo recortado de El País

martes, 30 de julio de 2013

Diversidad del yo.




- Harry no está compuesto de dos seres, sino de ciento, de millares. Su vida oscila (como la vida de todos los hombres) no ya entre dos polos, por ejemplo el instinto y el alma, o el santo y el libertino, sino que oscila entre millares, entre incontables pares de polos. -

El lobo estepario. 
Hermann Hesse.


miércoles, 13 de marzo de 2013

Creo que podría volverme a vivir con los animales.






Walt Whitman 

Creo que podría volverme a vivir con los animales.
¡Son tan plácidos y tan sufridos!
Me quedo mirándolos días y días sin cansarme.
No preguntan,
ni se quejan de su condición;
no andan despiertos por la noche,
ni lloran por sus pecados.
Y no me molestan discutiendo sus deberes para con Dios...
No hay ninguno descontento,
ni ganado por la locura de poseer las cosas.
Ninguno se arrodilla ante los otros,
ni ante los muertos de su clase que vivieron miles de siglos
antes que él.
En toda la tierra no hay uno solo que sea desdichado o venerable.
Me muestran el parentesco que tiene conmigo,
parentesco que acepto.
Me traen pruebas de mí mismo,
pruebas que poseen y me revelan.
¿En dónde las hallaron?
¿Pasé por su camino hace ya tiempo y las dejé caer sin darme cuenta?
Camino hacia delante, hoy como ayer y siempre,
siempre más rico y más veloz,
infinito, lleno de todos y lo mismo que todos,
sin preocuparme demasiado por los portadores de mis recuerdos,
eligiendo aquí sólo a aquel que más amo y marchando con él en un abrazo
fraterno.
Este es un caballo ¡Miradlo!
Soberbio,
tierno,
sensible a mis caricias,
de frente altiva y abierta,
de ancas satinadas,
de cola prolija que flagela el polvo,
de ojos vivaces y brillantes,
de orejas finas,
de movimientos flexibles...
Cuando lo aprisionan mis talones, su nariz se dilata,
y sus músculos perfectos tiemblan alegres cuando corremos en la pista...
pero yo sólo puedo estar contigo un instante.
Te abandono, maravilloso corcel.
¿Para qué quiero tu paso ligero si yo galopo más de prisa?
De pie o sentado, corro más que tú.

Versión de León Felipe.



domingo, 17 de febrero de 2013

Fluye; no caigas en la multitarea.






                                                     Date tiempo para trabajar:
                                                     es el precio del triunfo.
                                                     Date tiempo para pensar:
                                                     es la fuente del poder.
                                                     Date tiempo para jugar:
                                                     es el secreto de la eterna juventud.
                                                     Date tiempo para leer:
                                                     es el fundamento de la sabiduría.
                                                     Date tiempo para ser amigo:
                                                     es el camino de la felicidad.
                                                     Date tiempo para soñar:
                                                     es atar tu carreta a una estrella.
                                                     Date tiempo para mirar alrededor:
                                                     el día es muy corto para ser egoísta.
                                                     Date tiempo para reír:
                                                     es la música del alma.
                                                     Date tiempo para orar:
                                                     es la fórmula de encontrar a Dios

                                                                            (Antigua canción irlandesa, anónima)